top of page

¿CÓMO PREVENIR UN SUICIDIO?

En México las conductas suicidas se han convertido en un problema importante de salud pública principalmente entre la población más joven.

La preocupación y ocupación por el aumento en las tasas de las conductas suicidas ha impulsado la investigación enfocada en el estudio de los factores asociados con ellas. Especialistas coinciden que las conductas suicidas conforman un fenómeno complejo, no existe una causa única que puede explicarlo y sostienen que hay una serie de factores ambientales y plantean que por detrás de este complejo de factores suele haber tres determinantes.

En primer lugar, enfermedad mental como la depresión y los trastornos de ansiedad, el abuso de sustancias que dan origen a la alineación y al planteamiento suicida.

En segundo lugar, una conducta impulsiva en respuesta a eventos de pérdida en la vida que marcan una influencia importante en el paso del plan al intento de la persona.

En tercer lugar, una enfermedad física grave que influya directamente sobre la dirección y la planeación suicida.

Como antecedente subyacen la enfermedad mental de la conducta impulsiva tanto la vulnerabilidad genética como las influencias ambientales en el desarrollo de la ideación suicida, tales como la pérdida de los padres, las experiencias de abuso en edades tempranas, la ruptura de un vínculo, la pérdida de trabajo, las dificultades socioeconómicas, entre otros eventos adversos de la vida y claro; el abuso de sustancias antes y después de la adolescencia.

Sabemos que no todas las personas que tiene una enfermedad mental cometen suicidio, y tampoco tienen ideaciones suicidas; pero las personalidades incapaces de tener el plan de vida, manejo de la frustración, aceptación cultural /personal, es decir, personas con habilidades para la resolución de problemas en la adolescencia y juventud; la ideación, e intentos suicidas, es poco probable que se quiten la vida.



De aquí la necesidad de ser puntuales en la cuestión de la prevención de los suicidios estos son algunos momentos esenciales o principales para la Prevención del Suicidio:

· Disminuir y si es posible anular el consumo de drogas y alcohol en la población adolescente y la mayor 18 años.

· Los suicidios son prevenibles siempre y cuando existen programas exitosos en donde conjugar la prevención y detección de los trastornos psiquiátricos.

· Reducir en casa, en el club y en los lugares de relación el consumo excesivo de alcohol, tener en las familias un diálogo sanitario o de salud mental y emocional en donde se pueda detectarse de manera oportuna cuando haya un abuso o ingesta de drogas o alcohol y revisar si existen conductas autodestructivas.

· Es necesario pertenecer a grupos de contenciones (universidad, club, iglesia, familias) que existan actividades recreativas o que se comprometan con algún deporte, los grupos religiosos, grupos espirituales, los talleres de liderazgo, las misiones, las actividades en “pro” de los demás siempre van hacer actividades que alientan el trabajo en equipo, la dinámica personal y el sentido de vida. Por lo tanto la ideación suicida disminuye o no aparece y se aparece es fácil de controlar y olvidar, es necesario también adoptar un marco biopsicosocial y espiritual de referencia para comprender y prevenir el suicidio.

· Establecer alianzas entre la universidad y grupos de padres de familia, los grupos de estudiantes y la comunidad en general; con otras organizaciones civiles en las que existan elementos de prevención e información sobre el suicidio.

· Dar formación afectiva y efectiva tanto a docentes, profesores, administrativos de la comunidad universidad y al mismo tiempo a los padres de familia, tutores y a todos aquellos que de una forma u otra, están en contacto con los estudiantes, para reducir a taza “cero” los suicidios en la comunidad universitaria.

· Tomar una postura y reconocer, aprender y dar sentido a las enseñanzas y principios rectores de la universidad en relación al suicidio; las enseñanzas de vida que contribuyen al desarrollo de conjuntos cognoscitivos (teoría) y las actividades universitarias (práctica) que ayuden a prevenir el suicidio en los estudiantes y así disminuir el riesgo en casa, en la universidad y fuera de estos dos ámbitos de contención.

Un elemento importante es la mediación psicológica, en la actualidad la evaluación psicológica incluye distintos procesos, herramientas y técnicas para crear una propuesta basada en las evidencias para la evaluación del riesgo suicida en los estudiantes, esta deben incluir:

  • Modelos de entrevista psicológica, adecuados a la realidad estudiantil.

Los profesionales de la salud mental de la universidad conocedores y conscientes de este problema deben de promocionar este servicio para la comunidad universitaria y a sus familiares para proveer y prevenir el suicidio en casa, fuera de casa, en la universidad y fuera de ella.



Algunos Datos:


  • Organización Mundial de la Salud estima que en el mundo una persona intenta mori cada tres segundos y que cada 40 segundos se consume un suicidio.

  • En la actualidad el suicidio es la primera causa de muerte violenta por delante de los homicidios y los conflictos bélicos juntos.

  • Quién más veces consuman el suicidio son los varones.

  • Mientras que los hombres tienden a consumar el suicidio en mayor proporción las mujeres lo intentan con mayor frecuencia.

  • Los datos mundiales reflejan que 1 millón de personas se suicidan al año y que esta cifra aumentará hasta el millón y medio así el año 2020.

FUENTES:

  1. Prevención de la conducta suicida. Organización Panamericana de la Salud. Organización Mundial de la Salud. 2016.

  2. Guía sobre la Prevención del Suicidio para personas con ideación suicida y familiares. Servicio Andaluz de Salud. Consejería de Salud. 2010.




35 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page